Seleccionar Página

La Justicia avala el despido de un profesor de Umbrete por dar una patada en la espinilla a un alumno

La Justicia avala el despido de un profesor de Umbrete por dar una patada en la espinilla a un alumno

El docente alega que estaba siendo objeto de “bromas pesadas” por parte de los estudiantes pero el TSJA resuelve que su actuación implica una “falta grave sancionable con el despido”

 

F. Barroso/MRN Aljarafe Magazine

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha respaldado íntegramente la decisión adoptada por un centro privado de educación de Umbrete, a la hora de despedir a un profesor después de que propinase una “patada en la espinilla” a uno de sus alumnos, en un contexto de supuestas “bromas pesadas” por parte de un grupo de estudiantes.

El asunto deriva de un incidente acontecido a finales de mayo de 2014 en un centro privado de educación enclavado en el municipio aljarafeño de Umbrete. Allí, según declaraba como “hechos probados” el Juzgado de lo Social número nueve de Sevilla, este profesor “se encontraba en la puerta del vestuario del colegio tras haber impartido la clase de Educación Física a un curso de segundo de ESO, cuando un alumno suyo fue a ponerle la mano en el hombro”.

Según el relato aceptado por dicha instancia judicial, aunque este profesor advirtió al alumno para que no actuase de tal manera, el joven “reiteró el gesto”, desencadenando que el docente le propinase “una patada en la espinilla que le ocasionó una herida apreciable”.

Ante las quejas de los padres de este alumno menor de edad a cuenta de dicho incidente, el profesor habría manifestado a los responsables del centro educativo que todo sucedió cuando “un grupo de seis a ocho alumnos se encontraba de bromas pesadas, en las que en ningún momento él participaba, y ante un acto reflejo, propinó la patada al menor” de manera “fortuita” y sin “ánimo ni intención de agredir”.

Patada previa en 2013

No obstante, pocas semanas después la dirección del centro comunicaba al profesor su despido por haber incurrido en una “falta muy grave”, toda vez que a comienzos de 2013, este docente ya había sido “sancionado por una falta muy grave tras propinar una  patada en el tobillo izquierdo a un alumno”, hechos por los que por aquel entonces fue sometido a una semana de suspensión de empleo y sueldo.

Aunque este profesor impugnó su despido en demanda de que el mismo fuese declarado improcedente, el Juzgado de lo Social número nueve de Sevilla desestimó sus pretensiones en la sentencia ya descrita, que avalaba dicho despido merced a los hechos probados.

Y pese a que este docente elevó el asunto al Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, el alto tribunal andaluz también ha respaldado la decisión del mencionado centro educativo de Umbrete.

Porque según la reciente sentencia del TSJA, a la que ha tenido acceso MRN Aljarafe Magazine, “por más que el docente fuera objeto de una broma intrascendente por parte del alumno agredido, es un hecho grave que un profesor responda con esa agresión física causante de una herida apreciable, lo que constituye una evidente falta de malos tratos tipificada como falta muy grave y sancionable con el despido”.

La “gravedad” de la actuación del profesor, según el TSJA, viene determinada “no sólo por el hecho objetivo (de la agresión), sino también por la especial posición que ocupa un profesor ante los alumnos, sin que sea admisible una reacción como la indicada”.

Sobre el Autor

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete al periódico por email

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este periódico y recibir notificaciones de nuevos artículos.

Únete a otros 4.551 suscriptores

Eventos

<< Sep 2019 >>
lmmjvsd
26 27 28 29 30 31 1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 1 2 3 4 5 6
  • No hay eventos

Twitter