Seleccionar Página

Susana Herrera llama a la solidaridad en su Pregón de Semana Santa de Tomares

Semana Santa Tomares

La periodista, a quien presentó Francisco Robles, pronunció un comprometido y emotivo pregón, con un marcado carácter social, en el que clamó por el regreso a los valores cristianos

 

Con la existencial pregunta ¿Quién soy yo?, daba comienzo ayer domingo, 11 de marzo, en el Auditorio Municipal Rafael de León, el pregón de la Semana Santa de Tomares. Los labios de Susana Herrera, encargada de pregonar en este 2018 la Semana Grande del municipio, desgranaron con emotividad un texto marcado por el férreo compromiso social de la pregonera, que pidió a los tomareños el regreso a los valores humanos que sustentan la fe cristiana: el amor, la bondad, la paz, la solidaridad, la compasión y la honradez, entre otros.

El también periodista Francisco Robles fue el encargado de presentar a la pregonera, a quien describió como “mi heroína, mi amiga y mi hermana. Una de las grandes mujeres que uno ha conocido en su vida. Susana es la imagen misma de la bondad”. Sentidas palabras que dieron paso a un pregón, nada convencional, en el que la Banda Sinfónica Municipal interpretó, bajo la dirección de Rodrigo Pacheco, las marchas “Virgen del Valle”, “Amarguras” y “Tomares”, entre otras.

Además, al escenario del Auditorio Municipal subieron también el bailaor Gonzalo Quintero; Dimitri Sydorov y Gala Melnyk, componentes del dúo de música popular y sacra “Galudy”; la compositora y cantante Raigada y, la también vocalista, Alba Soler; y Begoña Badajoz y Jesús Pérez, integrantes del Cuarteto Voca Opus Vocis que pusieron su granito de arena a la particular propuesta de Susana Herrera.

Un pregón comprometido

Herrera comenzó su pregón afirmando que, a pesar de haber nacido en La Línea de la Concepción, su corazón se siente tomareño ya que en el peor momento de su vida, la muerte de su hijo cuando contaba sólo siete meses, “como cualquier hija de aquí, pude sentir el dolor de esa madre dolorosa y la cruz de ese hijo. Y me agarré fuerte, tan fuertemente a ella, que aún lo siento, aún lo huelo, aún lo respiro”.

La periodista, que tras la muerte de su pequeño donó sus órganos y puso en marcha la iniciativa  “Lágrimas de Vida”, para concienciar a la población sobre la necesidad de hacerse donante de órganos y salvar así la vida de otras personas que lo necesitan, hizo un llamamiento a los cristianos comprometidos, “transformando el sufrimiento en vida, al pedir órganos, sangre, médula… porque no hay nada más grande que la vida y con ella el amor”.

En el pregón no faltaron las referencias a algunos de los vecinos que han construido y construyen la historia de la Hermandad Sacramental, “verdaderos pilares sobre los que se sostiene la Semana Santa de Tomares” y al santo patrón del municipio, San Sebastián, “que supo soportar la cruz de seguirte hasta el final sin renunciar a ti, Señor, como tantos referentes en la historia de la cristiandad”.

Los sones de la Banda Sinfónica Municipal de Tomares arroparon un discurso que destacó las bondades de la sociedad tomareña en un tiempo de profunda deshumanización, recordando el trabajo de entidades locales como Cáritas Parroquiales Tomares, Tomares comparte o Afropodei, además de la labor de “tantos particulares que no dan lo que les sobra, sino lo que tienen”.

“Me angustia el grito de la sociedad no escuchada, el grito de los pobres silenciados”, clamó Herrera, traspasando las fronteras del municipio para recordar a los hermanos que sufren en países como Afganistán, Argentina, Irak, China o Arabia Saudí.

“Es tiempo de catarsis”- añadió- “de desnudarnos de las máscaras que nos deshumanizan y volver a recuperar la senda perdida de una sociedad fundamentada en el amor al prójimo. Un amor inteligente, creativo, que sea el remedio seguro a tanta crisis, fruto de la pérdida de valores y de habernos cortado de cuajo las raíces vitales”.

La periodista finalizó su pregón sentenciando, “ojalá entre todos consigamos renovarnos para alcanzar el objetivo de la conversión. Ampliar nuestro vuelo y que con nuestras alas formen una red de beneficios que cubran todo el planeta, consiguiendo que triunfe de nuevo el ser humano, al estilo y semejanza de Jesús”.

El adiós de un Hermano Mayor

Finalizado el pregón, el Hermano Mayor de la Hermandad Sacramental de Tomares, Javier Rueda Maguillo, quiso a aprovechar la ocasión para despedirse de los presentes con las que, probablemente, sean sus últimas palabras en público como máximo responsable de la hermandad, ya que en el mes de junio se producirán nuevas elecciones en el seno de la corporación.

Rueda agradeció a los miembros de la Junta de Gobierno, que le han acompañado en estos ocho años, el espíritu de sacrificio y la entrega dedicada a la hermandad, haciendo extensivo este agradecimiento a todos los hermanos, así como a los vecinos del municipio y al Ayuntamiento de Tomares, por el apoyo ofrecido durante los años que ha durado su gestión.

Sobre el Autor

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Tiempo

38° C
Despejado
Despejado

Suscríbete al periódico por email

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este periódico y recibir notificaciones de nuevos artículos.

Únete a otros 4.516 suscriptores

Eventos

<< Sep 2018 >>
lmmjvsd
27 28 29 30 31 1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
  • No hay eventos

Último Vídeo

Cargando…

Twitter