Seleccionar Página

Carrión de los Céspedes se suma a la demanda de ampliar la línea C-5 de Cercanías

Carrión ha sido el último ayuntamiento del Aljarafe en sumarse a la demanda de los ayuntamientos de Aznalcázar, Pilas, Huévar del Aljarafe, Villamanrique de la Condesa y Castilleja del Campo, para que sea ampliada la línea de trenes de Cercanías C-5, que enlaza Sevilla con Benacazón.

 

El Consistorio de Carrión de los Céspedes, gobernado por Ignacio Escañuela (IU-CA), ha pedido que dicha ampliación alcance también a su localidad. Escañuela, a través de un comunicado, expone que el municipio cuenta con “la existencia de prácticamente todas las infraestructuras necesarias, con una estación de ferrocarril que se sitúa junto al casco urbano”. “La vía férrea atraviesa el casco urbano de Carrión de los Céspedes y tiene un paso a nivel que divide a las casas de una de sus calles. Es, por lo tanto, una infraestructura plenamente integrada, y que justifica sobradamente la petición”, expone.

Así, el primer edil apoya “la legítima aspiración de que el tren de cercanías llegue a Aznalcázar, pero a la vez exige que “esta ampliación contemple la llegada, simultánea, a Carrión de los Céspedes”.

Conversaciones

El proyecto de ampliación del denominado Cercanías del Aljarafe (C-5) – que enlaza los pueblos del Aljarafe Norte con Sevilla capital hasta la localidad de Aznalcázar-  ha vuelto a ponerse en pie después de casi una década avanzando tímidamente, pese a haberse trastocado por la crisis.

Los alcaldes de Aznalcázar, Manuela Cabello; Pilas, José Leocadio Ortega; Huévar del Aljarafe, Aurea María Borrego; Villamanrique de la Condesa, José Solís; y Castilleja del Campo, Narciso Luque, no han cesado en su empeño y han vuelto a reinvidicar la puesta en marcha de este servicio con el “objetivo de beneficiar a cerca de 30.000 aljarafeños”, como así han expuesto los ediles en su último encuentro celebrado recientemente con el delegado territorial de Fomento de la Junta de Andalucía, Jesús María Sánchez.

Para la propia alcaldesa de Aznalcázar, Manuela Cabello, según ha manifestado a MRN Aljarafe Magazine, se trata, tan solo, de efectuar una inversión anecdótica: hay vías y estación para emprender el proyecto. 

Sin embargo, ni municipios, ni Diputación, ni Junta de Andalucía tienen la capacidad de decisión para mover un solo ladrillo. De hecho, según se desprende de la reunión, este proyecto, cuya viabilidad se encargó de celebrar públicamente el sindicato Comisiones Obreras a través de un estudio hace varios años, se remitiría al órgano competente, es decir: Fomento. Y todo, con el apoyo explícito de la Diputación Provincial de Sevilla, el Grupo de Desarrollo Rural Aljarafe-Doñana y colectivos ciudadanos.

Manuela Cabello, alcaldesa de Aznalcázar, recuerda los primeros pasos. En 2012, la que fuera primera teniente de alcalde y edil de Urbanismo,  remitió una carta con esta petición tanto al Gobierno central como a la Junta de Andalucía, recordando que en el Plan de Ordenación de la Aglomeración Urbana de Sevilla (Potaus), ya presentaron una alegación en la que se demandaba este Cercanías. Incluso, advirtió que con el anterior Gobierno central ya mantuvieron contactos verbales con responsables de Fomento, “pero por escrito es la primera vez que nos hemos dirigido a estas dos administraciones”.

El marco de actuación quedaba claro: el II Plan de Desarrollo Sostenible de Doñana y el Programa Operativo Horizonte 2011, que establecen como orientación estratégica en el área de comunicación, movilidad y accesibilidad, “el potenciar el transporte público colectivo, especialmente el uso de los transportes menos contaminantes como el ferrocarril”.

El plan hacía mención que “en la gestión de movilidad general (por motivos diversos, donde predomina la ligada al trabajo, a estudios y a motivos profesionales) y en determinados flujos recreativos (fines de semana) se deben estudiar soluciones de transporte público colectivo que aporten buenos niveles de accesibilidad y calidad de servicio para que resulten especialmente atractivos y representen una alternativa disuasoria real al uso del vehículo privado para determinados viajes. En este sentido, se deben analizar con detalle las condiciones de gestión en las que pueden ser mejoradas las ofertas de servicios de ferrocarril existente para que se eleven significativamente sus niveles para determinados tráficos”.

Hoy, Cabello recuerda que la estación de Aznalcázar está ubicada en pleno Corredor Verde, a 1,5 kilómetros del casco urbano y a 2,5 kilómetros de Pilas, lo que repercutiría de forma muy positiva en el turismo. “Al contar con un servicio de trenes se dan muchas más facilidades a los visitantes para que puedan conocer el entorno de Doñana”. “El tren está muy arraigado entre los habitantes de Aznalcázar, estamos en el Consorcio de Transportes, pero su servicio ha ido empeorando. Muchos de estos pueblos, sobre todo los que reivindicamos la puesta en marcha de esta ampliación de 7 kilómetros están muy mal comunicados.  No hay servicios que unan Pilas, Villamanrique, Carrión o Aznalcázar con Sevilla de una forma eficiente, diría yo”, asegura la alcaldesa.
El concurso de Diputación es clave. Así lo manifiesta la propia Cabello. Y todo, por que al ser el órgano supramunicipal puede hacer más fuerza ante los interlocutores que, finalmente, deberán decidir si se pone en marcha o no el servicio.  “Es una forma de vender nuestro valor medioambiental, el de Doñana, a quienes no conocen este espacio natural. Estamos en pleno Corredor Verde, lo que sería una revulsivo para la economía local”.

Demanda histórica

El proyecto de ampliación del Cercanías del Aljarafe hasta Aznalcázar viene de lejos. En 2009, la Consejería de Obras Públicas y Transportes de la Junta ya barajó la posibilidad de extender la línea de tren. La entonces alcaldesa de Aznalcázar, Dolores Escalona, confirmó que la delegada provincial de Obras Públicas, Salud Santana, le comunicó el interés de la consejera, Rosa Aguilar, por conocer la situación de las localidades cercanas a Benacazón.

Escalona recordó que esta propuesta, que ya se incluyó en el Plan de Desarrollo Sostenible de Doñana, permitiría un importante “incremento turístico” y destacó que beneficiaría a tres municipios: Pilas, Aznalcázar y Villamanrique de la Condesa. Entre otros beneficios, según la ex edil, “”quitaría mucho tráfico del tapón de Bormujos y Castilleja de la Cuesta” y aclaró que Aznalcázar ya cuenta con la infraestructura, porque pasa por allí la línea Sevilla-Huelva, y con una estación en pleno Corredor Verde del Guadiamar a la que “sólo habría que hacerle una reforma”. Incluso esta propuesta fue bendecida por el  que fuera ministro de Fomento, José Blanco (PSOE), quien trasladó su compromiso de poner en marcha el Cercanías en marzo de 2011. 

 

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete al periódico por email

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este periódico y recibir notificaciones de nuevos artículos.

Únete a otros 4.551 suscriptores

Eventos

<< Jun 2019 >>
lmmjvsd
27 28 29 30 31 1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
  • No hay eventos

Twitter