Seleccionar Página

Mancomunidad y Bomberos del Aljarafe cierran un año de desencuentros

Suscriben un acuerdo que supone un incremento de la plantilla de un 40% en tres años – El documento final ha sido respaldado por los alcaldes de los municipios de más de 20.000 habitantes y la Diputación Provincial de Sevilla

 

Bomberos, AljarafeDe aquellos barros, estos lodos. Pese al impacto mediático de la huelga de celo protagonizada desde marzo de 2016 por los bomberos de la Mancomunidad del Aljarafe, los problemas relacionados con los recursos técnicos y humanos vienen de lejos en este servicio creado en 1998 y que cubre 31 municipios. Y es que entre 2006 y 2007, los bomberos del servicio de prevención y extinción de incendios de la Mancomunidad para el Desarrollo del Aljarafe ya llevaron a cabo una campaña de protestas, prolongada durante varios meses, en demanda de mejoras en sus condiciones laborales, equipamiento y plantilla.

Aquel conflicto, de gran repercusión a cuenta de la instalación de una guindola colgante en el puente de los Derechos Humanos de San Juan de Aznalfarache, para mantener permanentemente allí a dos miembros de la plantilla en señal de protesta, concluyó en marzo de 2007 con un acuerdo para invertir unos seis millones de euros en mejorar los salarios de los aproximadamente 28 bomberos que entonces formaban la plantilla, ampliar la misma y renovar su equipamiento y recursos materiales.

Dicho acuerdo, más al detalle, contemplaba no sólo importantes mejoras retributivas para los bomberos de la Mancomunidad, sino además la creación de un nuevo parque de bomberos que respaldase al de Mairena, la incorporación de unos 30 efectivos más durante los años siguientes para que la plantilla contase finalmente con 65 funcionarios y la adquisición de once nuevos vehículos para renovar y ampliar la flota. Todas estas medidas, como se ha dicho, suponían una inversión estimada de aproximadamente seis millones de euros en el servicio de prevención y extinción de incendios de la Mancomunidad del Aljarafe.

Pero en marzo de 2016, justo nueve años después de aquel acuerdo, la plantilla de los bomberos de la Mancomunidad anunciaba una huelga de celo, como consecuencia de las incidencias sufridas por los funcionarios por la falta de personal. Porque aunque en 2014 entró en servicio el parque de bomberos construido en Santiponce merced al acuerdo de 2007, la plantilla afrontaba la apertura del nuevo parque con un total de 47 efectivos, frente a los 65 acordados allá por 2007. Después de que entrase en funcionamiento el parque de bomberos de Santiponce, que se sumaba al de Mairena del Aljarafe, la plantilla denunciaba que no había efectivos suficientes para cumplir los servicios mínimos estipulados en el convenio colectivo para que cada guardia contase con nueve bomberos y un operador de transmisiones. Denunciaban los bomberos, del mismo modo, que a cuenta de la falta de personal estaban afrontando horas extraordinarias y refuerzos cuyo pago se incumplía “sistemáticamente”.Cabe recordar que el servicio de bomberos de la Mancomunidad del Aljarafe está financiado por los municipios de la comarca que cuentan con más de 20.000 habitantes y por tanto tienen competencias en la materia; Mairena, Coria del Río, Camas, Tomares, San Juan y Bormujos, y la Diputación en representación de las localidades con menos de 20.000 habitantes, cuyos ayuntamientos carecen de tales competencias.

Los cierres del Parque de Santiponce

La huelga de celo de los bomberos tuvo un impacto inmediato en el funcionamiento del servicio. Y es que la negativa de los efectivos a aceptar más servicios que los estrictamente obligados, así como sus descansos, vacaciones y bajas, comenzó a desencadenar repetidos y prolongados cierres del parque de Santiponce.
Este paro, por cierto, arrancaba pocas semanas después de que el Ayuntamiento de Coria cerrase su parque municipal de bomberos, bajo la premisa de que no podía afrontar el coste del mantenimiento de dicho centro y además la cuota que le corresponde para sostener el servicio de prevención y extinción de incendios de la Mancomunidad del Aljarafe.
Así, mientras los bomberos del Aljarafe avisaban de que la situación del servicio se había tornado “insostenible”, al carecer por ejemplo de recursos suficientes para afrontar dos siniestros simultáneos, un informe del jefe del parque zonal de Mairena del Aljarafe ponía negro sobre blanco en la situación del dispositivo.

Informe negativo

Según dicho informe, elaborado en mayo de 2016, aunque el acuerdo laboral de 2007 obligaba a la incorporación de “15 nuevas plazas de bombero para el nuevo parque (de Santiponce), la realidad de los hechos involuciona, al ser detraídos los citados 15 bomberos de la plantilla del parque zonal de Mairena, mermando así la capacidad operativa de dicho parque”. El informe, de ese modo, reconocía la “escasa calidad del servicio”, con avisos de que “la simultaneidad de siniestros en la misma zona de atención no puede atenderse con el parque asignado al no disponer de suficientes trenes de salida”, y demandaba en definitiva “mayor dotación de personal”.
La prolongación de la huelga de celo, de cualquier manera, derivó en un enconado conflicto en el que la Mancomunidad, presidida por Raúl Castilla (PSOE), alcalde de Sanlúcar la Mayor, ofertaba la incorporación de aproximadamente 20 nuevos efectivos a lo largo de tres años, pero la plantilla avisaba de que tal extremo implicaba un mero cumplimiento de los términos del acuerdo de 2007, cuando el crecimiento demográfico de la comarca desde aquel entonces demanda más efectivos.
“Es insuficiente”, clamaban los bomberos, reclamando que el servicio contase a medio plazo con un total de 80 miembros; 60 bomberos, 15 cabos y cinco operadores de transmisiones, y señalando los retrasos y deficiencias derivados de la falta de personal y la incidencia de la huelga de celo.

Habrá 66 efectivos

Y aunque el conflicto ha alcanzado altas cotas de tensión entre la plantilla y la dirección de la Mancomunidad del Aljarafe, finalmente ha mediado un acuerdo entre ambas partes, que ha puesto punto y final a la mencionada huelga de celo.
Este acuerdo, ya rubricado entre la junta de personal del servicio comarcal de prevención y extinción de incendios y el presidente de la Mancomunidad, implica un incremento de la plantilla de 47 a 66 efectivos a lo largo de un periodo de tres años, así como la apertura de los dos parques, el de Mairena y del Santiponce, los 365 días del año, con una dotación mínima de cinco bomberos en el primero y de tres en el segundo.

Mediante este acuerdo, cuyos términos habrán de validar la Subdelegación del Gobierno en Sevilla y el Ministerio de Hacienda, la plantilla arranca el compromiso de incorporar nuevos efectivos a sus filas, aunque no hasta las cifras reivindicadas durante el conflicto. El convenio incluye también, y esto es importante, la implantación permanente de la doble salida en el parque de Mairena a lo largo de 2018, es decir la disposición de dos dotaciones listas para actuar simultáneamente, así como el cobro de la paga extraordinaria retenida en 2012 o mayor margen para el disfrute de las vacaciones y días de asuntos propios atrasados de 2016.

En su conjunto, las medidas acordadas implican un desembolso de casi 900.000 euros por las entidades que financian el servicio de bomberos de la Mancomunidad del Aljarafe, es decir los seis municipios con más de 20.000 habitantes y la Diputación. No obstante, el tiempo dirá si los términos de este acuerdo se aplican verdaderamente o el documento sigue la suerte del pacto de 2007, de cuyo parcial incumplimiento deriva el reciente conflicto.

Antonio Conde: “Una buena solución para dar el mejor servicio”

Antonio CondeEl alcalde de Mairena del Aljarafe, Antonio Conde, ha asegurado que con el acuerdo alcanzado entre Bomberos y Mancomunidad se desarrollará un “mejor servicio” y ha apostado porque este convenio será una solución transitoria al proceso de integración del colectivo al futuro Consorcio de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento,cuya forma jurídica se aprobó el pasado mes de diciembre en el pleno de la Diputación de Sevilla. Este nuevo organismo, que será mucho más solidario, según el propio Conde, arranca con la adhesión de 65 de los 104 municipios de la provincia; en concreto 30 municipios de población menor a 20.000 habitantes, seis localidades de más de 20.000 habitantes y los 29 municipios que conforman la Mancomunidad para el Fomento y el Desarrollo del Aljarafe, que cuenta con un servicio propio y comarcal.

 

 

Sobre el Autor

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Tiempo

0° C

Suscríbete al periódico por email

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este periódico y recibir notificaciones de nuevos artículos.

Únete a otros 4.551 suscriptores

Eventos

<< Jul 2019 >>
lmmjvsd
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31 1 2 3 4
  • No hay eventos

Twitter