Seleccionar Página

Crisol cultural en San Juan de Aznalfarache

Quien pisa por primera vez el populoso Barrio Alto de San Juan de Aznalfarache no necesita ningún estudio sociológico para percatarse de que no es una barriada como tantas otras de los municipios de la corona metropolitana de Sevilla. En San Juan, con 21.576 habitantes censados en 2014, las estadísticas más recientes arrojan un total de 2.302 ciudadanos extranjeros de 78 nacionalidades distintas, algo que se percibe sin problema en las calles y plazas del municipio, especialmente en el Barrio Alto.
Esas mismas estadísticas reflejan que el colectivo de marroquíes, con 341 empadronados, es el más numeroso, seguido de los rumanos (236), los dominicanos (204), los paraguayos (139), los nicaragüenses (124), los argelinos (101), los nigerianos (90) y los chinos (90), si bien los registros oficiales reflejan la presencia de personas de la procedencia más variopinta, desde un bosnio a tres egipcios, un iraquí, dos iraníes, cinco armenios, seis letones, dos jornados, tres ciudadanos de Uzbekistán y una persona procedente de Micronesia.
‘CHINOS’ Y LATINOS
Pero más allá de las cifras, la multiculturalidad de San Juan se aprecia en la realidad de sus calles. Frente a la parada de autobuses de la plaza Félix Rodríguez de la Fuente, por ejemplo, un supermercado chino y una tienda de productos latinoamericanos conviven con el veterano establecimiento El Rey del Pollo, que desde hace décadas dispensa pollos asados y comida casera. Ya en la propia plaza Félix Rodríguez de la Fuente, centro neurálgico del Barrio Alto, la también veterana tienda de ropa Joaquín Henares comparte fachada con una peluquería coronada por un cartel con grafía arábiga. En la plaza de la Constitución, una administración de Loterías y Apuestas del Estado y el Bar Jardines, fundado en 1971, tienen por vecinos a la frutería Xin Xin, un bazar autodenominado como Oriental y un locutorio latinoamericano.
UN PUEBLO ABIERTO
Precisamente en el Bar Jardines, Xiomar, de nacionalidad colombiana, toma café junto a una compatriota y su amiga Brenely, de la República Dominicana. Xiomar lleva cuatro años en San Juan y tiene claros los motivos por los que vive en este municipio aljarafeño: “Aquí vivir es mucho más económico y la gente es más abierta”. “En San Juan no se ve tanto el racismo. Antes vivíamos en Triana y allí son como muy cerrados”, relata Xiomar mientras Brenely asiente y cuenta que ella vive en San Juan desde hace ocho años.
La peluquería anunciada con grafía arábiga está regentada por Said, de nacionalidad marroquí, y con él trabaja también un joven dominicano que le llama a la voz de “eh, güey”, al percatarse de que alguien llega al negocio. Said cuenta que lleva seis años al frente de este establecimiento y “la mayoría” de sus clientes son “españoles”. “Gente del barrio”, dice con cierta timidez.
En cuanto a los motivos que le han llevado a hacer su vida en San Juan, corrobora que “aquí los alquileres son más baratos” y además “los extranjeros podemos vivir bien”. “Los vecinos son buenos y nos llevamos bien”, dice admitiendo que también “hay problemillas” entre unos y otros, si bien se trata de diferencias “como en cualquier barrio”.
TOLERANCIA TOTAL
Diorbis es un adolescente dominicano que atiende un pequeño comercio en la zona. Con reguetón de fondo, explica que reside en San Juan desde “hace tres años” y respecto a la concentración de población inmigrante en el municipio, opina que “esto se está haciendo muy popular y toda la gente llega aquí”. Acerca de la convivencia, Diorbis es sencillo: “Aquí todo el mundo se habla. Nos llevamos bien”.
La frutería Melania debe su nombre a la mujer de nacionalidad rusa que la regenta. Reside en España desde hace 13 años y su nivel de español hablado es buena prueba de ello. Vive en Castilleja de la Cuesta, pero tiene su negocio en el Barrio Alto de San Juan, a pocas calles de distancia de la vivienda de su hija. A su entender, la convivencia en la zona es perfectamente “normal” y, de hecho, entre su clientela hay “más españoles” que extranjeros. Otro de los negocios regentados por iberoamericanos es el locutorio El Mundo Sur, donde Alberto cuenta que sus clientes pertenecen a múltiples nacionalidades. “Hay de todo, gente de Rusia, Italia, latinoamericanos y centroamericanos”, detalla opinando que en San Juan hay “mucha relación entre los españoles y los iberoamericanos”. Respecto a la concentración de población extranjera en la zona, también tiene muy claros los motivos: “Aquí no hay racismo y vivir es más económico”.
GENEROSIDAD
En bar Los Faroles, todo un clásico en el Barrio Alto, un joven camarero de nacionalidad española opina que en general “hay buena convivencia entre la gente de diferentes culturas”. “Por eso cada vez vienen más a vivir aquí”, razona mientras tira una caña de cerveza. Al otro lado de la barra, un cliente español manifiesta que “la convivencia es buena en parte, porque hay gente aquí que no está de acuerdo con los inmigrantes”. Al punto, se apresura a aclarar que él no es “de esa opinión”. “Yo no soy racista. Soy cofrade y ayudo a la gente en lo que hace falta”, defiende. La integración en San Juan es tal, según desgrana Gina Barreto, que abundan las bodas entre “españolas y dominicanos” y entre personas de diferentes nacionalidades. “Mi marido es español, un sanjuanero de toda la vida”, pone como ejemplo.
Gina, cuya asociación comparte sede con la Asociación de Dominicanos del municipio, detalla que la mayoría de los inmigrantes que residen en San Juan trabajan “en Sevilla” y algunos lo hacen “en Mairena” del Aljarafe, si bien como es patente no son pocos los que han creado su propio negocio en la localidad. Las mujeres, según detalla, suelen trabajar “como empleadas de hogar o en servicios de ayuda a domicilio”, mientras los hombres se dedican “la albañilería, la pintura o la fontanería”, principalmente. No obstante, avisa de que la crisis ha hecho también mella en los inmigrantes y “hay gente que se ha ido a su país de origen o a sitios como Londres o Alemania”.
El alcalde, Fernando Zamora (PSOE), y Gina Barreto coinciden en señalar que una buena prueba de la integración del colectivo de inmigrantes en la vida del municipio es la presencia de los mismos en las listas electorales de los partidos, pues el municipio cuenta por segundo año consecutivo con un concejal extranjero. A modo de anécdota, por último, ambos ponen sobre la mesa el caso del mastodóntico bloque de viviendas del número 69 de la avenida 28 de Febrero, bautizada como la Torre de Babel por algunos a cuenta de los múltiples idiomas que confluyen en el edificio. “Allí se puede encontrar gente de casi todos los países. Hay dominicanos, marroquíes, portugueses, colombianos, ecuatorianos y chinos”, concluye Gina.

“Tenemos un 14% de población extranjera”

El socialista Fernando Zamora, alcalde del municipio, explica que al ser una de las localidades metropolitanas más cercanas a Sevilla, San Juan vivió en el siglo XX una primera oleada de nuevos vecinos procedentes de Extremadura y la campiña sevillana. Fue “a finales de los 90”, según recuerda, cuando comenzó la llegada de nuevos vecinos “de otras latitudes”, principalmente porque “aquí la vivienda es más asequible”.
Zamora explica que los inmigrantes constituyen ya “el 14 o el 15% de la población del municipio y calcula que además de los 2.302 extranjeros empadronados en San Juan, hay una “población flotante” de cerca de mil inmigrantes ajenos a los registros. Aunque, se reparte por diferentes zonas del municipio, admite que el Barrio Alto concentra el grueso del colectivo de extranjeros. Si bien la comunidad marroquí es la más numerosa, son los iberoamericanos en su conjunto quienes tienen más visibilidad social.

Sobre el Autor

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete al periódico por email

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este periódico y recibir notificaciones de nuevos artículos.

Únete a otros 4.551 suscriptores

Eventos

<< May 2019 >>
lmmjvsd
29 30 1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31 1 2
  • No hay eventos

Twitter